lunes, 30 de enero de 2012

De mi muñeca favorita

Juanita Pérez, es el nombre de mi muñeca favorita, representa a una niña de 11 o 12 años de edad. Mi maestra de piano me habló de ella, de su colección de ropita, que era fabulosa! Mucho mejor que cualquier barbie; yo tendría también 11 años y le rogué a mi mamá me comprara una y como siempre me dio gusto.

Un sábado de regreso de Toluca, a donde me llevaba mi mami periódicamente a visitar a mis abuelitos paternos, pasamos a la tienda de Juanita Pérez, que en ese entonces estaba en la calle de parroquia casi esquina con insurgentes, justo en frente de Liverpool Insurgentes.

Recuerdo perfecto mi emoción al ver y entrar a la tienda, ¡era hermosa! Tenía en exhibición todos los modelitos de ropa que le podía uno comprar a la muñequita, se encontraban en la pared que estaba del lado derecho de la entrada, eran muchos modelitos: vestidos, jeans, trajes de baño, camisones, falditas, mallas, zapatitos, y toda la ropita tenía unas mini-etiquetas con el nombre Juanita Pérez.

Juanita no era la única muñeca de la tienda, era toda una familia: Juanito (el hermano), Rosita (hermanita menor), los gemelos (hermanitos bebés: niño y niña), la hermanita mayor y la primita Pérez. Pero la estrella siempre fue Juanita, quien según leí en esta página: http://www.juanitaperez.com.mx/pg000.html fue creada por Guillermina Green, española de nacimiento, y que al visitar su patria se enamoró de una muñeca llamada Mariquita Pérez, y decidió hacer a su similar en México, y claro al ser mexicana debía tener otro nombre más adecuado.

Elegí una Juanita apiñonada, con cabello rubio y ojos azules, el vestidito con el que venía es sencillo de color azul con blanco y completaban el atuendo unos guarachitos blancos, el vestido lo conservo, pero los guaraches ya no, se rompieron de tanto jugar.


Salí muy feliz de la tienda con mi muñeca en brazos, ni siquiera quise la caja de envoltura. Poco a poco me fueron comprando ropita, pero mientras eso pasaba, mi maestra de piano me prestó una maletita llena de la ropita de las Juanitas Pérez de sus hijas, la ropita era verdaderamente de ensueño, muy bien cuidada y la disfruté mucho mientras duró el préstamo.


La tienda de la Juanita Pérez desapareció cuando se construyó galerías insurgentes, pero las muñecas se siguieron vendiendo en las jugueterías Ara, esto hasta la muerte de la Sra. Guillermina, al ocurrir el deceso las muñequitas salieron del mercado, y fue hasta hace casi 10 años que el palacio de hierro las sacó nuevamente a la venta, aunque dicho sea verdad no son tan lindas como las de antaño y la calidad de la ropita tampoco. Yo conservo mi Juanita, su ropita que me compraron cuando era niña y unos cuantos vestiditos de los nuevos.

Me pasó que cuando vi Toy Story 2, en la escena donde Jessi recuerda a su dueña (si no mal recuerdo se llama Emily), que crece y la abandona sentí horrible, la nostalgia me invadió y regresando a casa, le cambié el vestidito a mi Juani y la peiné de diferente forma jejejeje; aunque debo decir que mi Juanita nunca ha estado abandonada, a pesar de que ya no juegue con ella y de que ya no compartamos la misma habitación, siempre está bien peinadita y cambiadita según el clima. Tengo planes de cambiarle el cabellito pues ya está maltratado, claro que será del mismo color.


Mi maestra de piano, además de enseñarme a leer, amar e interpretar música, trajo a mi vida muchas cosas lindas que yo no conocía hasta que me las platicó, y entre ellas está esa muñequita querida que es Juanita Pérez.

2 comentarios:

Julieta dijo...

Hola Lupe:
Quiero felicitarte por dos cosas: tienes un precioso blog dedicado al genio creativo de grandes músicos y compositores, todo explicado de manera amena y muy bien documentada y en español (aunque soy políglota, sé que a veces es difícil acceder a buena información cultural en castellano) y por lo que mencionas al princpio de tu espacio virtual tenemos varias cosas en común (yo estudié piano y ballet, hecho lógico siendo hija de director de orquesta, de escenógrafo, tengo la suerte de tener 2 papás, y de una bailarina ahora maestra de ballet y danza), pero me dediqué a muchas otras cosas, eso sí, Chopin ha sido uno de mis compositores favoritos.
Otra de mis pasiones y que es la que me trajo a tu blog es el gusto por las Juanitas Pérez (yo fui niña en los 70, así que conocí muy bien la tienda) y ahora, a 10,000 kms. de la hermosa megalópolis mexicana (donde nací), cuido a mis muñecas Pérez incluso más que antes.
Las fotos que has hecho con tu Juanita sobre tu piano son verdaderamente emotivas, al igual que el relato.
Ya me hice tu seguidora y continuaré visitándote cada vez que pueda. Te mando un abrazo muy fuerte y un saludo cordial desde Holanda.

La Lupe dijo...

Hola Julieta!
Gracias por las porras que le echas a mi blog. Celebro que te guste y que tengamos en común el gusto por la música de Chopin y el haber estudiado el piano, y por supuesto el de las Juanitas Pérez!
Que interesante eso que me cuentas de tus papás y tu mamá :D Ser hija de un director de orquesta! wow!
De las muñequitas Pérez siempre quise tener a la Rosita pero no se me hizo jejeje, y en la nueva edición sólo manejan a Juanita, aunque la calidad del material ya no es tan bueno como el de antaño.
Que gusto conocerte! Y por acá seguimos en contato.
Un abrazo :D