martes, 25 de julio de 2017

De Corredera: Voy por el XI Medio Maratón de la CDMX

El próximo domingo se corre el XI Medio Maratón de la CDMX, estoy muy contenta y emocionada de haberme recuperado de mi lesión lo suficiente para poder participar en él. Tengo claro que correré más despacio en comparación de las dos ediciones anteriores en las que he participado (en las que tampoco fui tan veloz jajaja), pero no me importa, como me dijo mi querida amiga Gaby: “cada carrera tiene un objetivo”, y mi objetivo en este medio maratón será terminarlo sin contratiempo, disfrutar de la ruta, mi música, de cada zancada y del viento en mi cara, disfrutar de ser parte de “esos locos que corren”.

¿Qué será lo que escucharé en 21km?


miércoles, 19 de julio de 2017

De Chopin y Liszt: Algunos memes

El día de ayer Amigos de la OFUNAM publicó en su facebook (@PatronatoyAmigosDeLaOfuman) este meme y me divirtió mucho:




Tras compartirlo en mi propio facebook, pensé en buscar algunos de mis amores: Chopin y Liszt y he aquí lo que me encontré:

Este trío de clásicos, debo decir que tengo la fortuna de tener una bolsa como la de la imagen, me la trajeron de Londres y es un recuerdo lindo de una persona a quien estimaré por siempre.













El siguiente de mensajería es muy bueno:



Un par de Liszt:



Y esta otra imagen del húngaro, que no es meme, pero no me pude resistir a incluirla, porque se le mira muy guapo:



Este de ambos y que es un recordatorio que me lo tomaré personal, ya que no debe importar lo ocupados y entretenidos que sean mis días, debo encontrar en al menos un par de ellos a la semana, el tiempo para sentarme al piano y practicar.


Este es el último y mi favorito:





lunes, 17 de julio de 2017

De Chopin: Sus retratos

Estaba hojeando la Revista Pauta dedicada a Chopin, en busca de algo que pudiera compartirles, y me encontré la explicación de un par de retratos de mi amor Chopin, hechas por Alfred Cortot. Me permitiré agregar otros dos retratos muy famosos del músico polaco y que son mis favoritos:


Data de 1836 y fue pintado por la mismísima María Wodzinska, en la época en la que era novia de Chopin, ya sabemos que ese noviazgo no se concretó, debido a que los padres de María se opusieron por la débil salud de Federico. Este retrato se encuentra en el Museo Nacional de Varsovia.

Mi favorito es el retrato más conocido de Chopin, el cual fue pintado en 1838 por su amigo Eugène Delacroix, se dice que el pintor tenía la intención de mostrar en el mismo cuadro tanto a Chopin como a George Sand: El lienzo mostraba al compositor tocando el piano mientras la escritora está sentada a su derecha escuchando la música y cosiendo. 
Sin embargo, como sucedió con su relación, las pinturas permanecieron separadas, poco después de la muerte del pintor, el cuadro fue partido en dos: Una, la del músico (mostrándose sin el piano), se expone actualmente en Paris, en el museo del Louvre; y la de la escritora se encuentra en Dinamarca, en el Museo Ordrupgard de Copenhague.


Ahora sí voy con lo que encontré en la Revista Pauta:

“Alfred Cortot, sobre el retrato atribuido a Luigi Rubio.

Demacrado, con más melancolía que dolor, el conmovedor rostro aparece marcado por los estigmas de la enfermedad que no perdona. La boca y en mentón siguen siendo los de un adolescente, salvo que los labios están exangües y la línea del óvalo embebida de inquietante fragilidad.
Sólo una trémula nariz borbónica –objeto de sus constantes bromas y que en otros podrá calificarse de sensual- opone a esos amenazadores índices de consunción interior el extraño ardor de su vitalidad.
Está aquí tal y como su mensaje sonoro nos invita a imaginarlo y maravillosamente próximo a la ternura compasiva que nos inspira su breve y dolorosa existencia, dividida entre una irresistible necesidad de confianza y un instintivo terror a la decepción.”

Es importante mencionar que este retrato claramente fue atribuido durante mucho tiempo a Luigi Rubio, hoy se sabe que en realidad fue pintado por Teofil Kwiatkowski en 1843.

“Alfred Cortot sobre la fotografía.

Embebido de cierta gravedad, el ancho rostro de salientes fuertemente acusados despierta una especie de concentración amarga y casi de rechazo instintivo a dejarse captar así por un medio extraño a los fenómenos del espíritu y de la sensibilidad.
Una fatiga extrema a sus rasgos contraídos se lee con evidencia. Una fatiga que lo mismo podría ser la señal involuntaria de una defensa interior. La mirada firmemente tensa y casi malintencionada, los labios nerviosamente crispados, todo prueba falta de abandono y espontaneidad.
La placa sensible solo ha retenido del ser una apariencia transitoria y propiamente exterior a su verdad profunda. Sólo ha captado un rostro del que estaba ausente el alma, una envoltura corporal en la que, por un momento, no habitaba su espíritu.”

La fotografía fue tomada por Louis-Auguste Bisson en 1849, mismo año en el que Chopin muere.

Y bueno muy personalmente puedo decir que el retrato que pintó María me gusta mucho, porque se mira un Chopin guapo y contento, el de Delacroix me fascina, por ser una imagen sumamente romántica; mientras que el de Teofil Kwiatkowski no me gusta mucho, y el daguerrotipo, vaya pues me encanta que Chopin se haya animado a hacérselo, pues el daguerrotipo es el antecedente de la fotografía que es otra de las cosas que más me gustan y disfruto, pero sí, se le ve atormentado, no muy a gusto en esa imagen, recordemos que fue hecho en el mismo año de su muerte, cuando su salud estaba ya muy minada y supongo que eran pocos los momentos en los que no se sentía mal. 

Y esta frase de Cortot se va para mi colección: 
"una irresistible necesidad de confianza y un instintivo terror a la decepción" 

miércoles, 5 de julio de 2017

De Corredera: La G15K

El domingo pasado corrí la carrera que Gatorade organiza cada año en esta bella CDMX, es de 15 km, en una ruta sumamente bonita: Reforma - 2ª Sección de Chapultepec - 1ª Sección de Chapultepec.

En esta edición no le bajé a mi tiempo, muy al contrario, se incrementó en 10 minutos, triste caso; y es que al inicio de año hice mal un estiramiento y me provocó una lesión en los músculos de la cresta ilíaca del lado derecho, lo cual derivó en cero correr y cero ejercicios de fuerza durante 4 meses, y por ende tristeza absoluta. Actualmente estoy agarrando nuevamente el paso; y cuando la Doctora de la Dirección General de Medicina del Deporte de la UNAM me dio de alta, fui feliz, primero porque ya podía regresar a la corredera poco a poco y también porque dio luz verde a correr la G15K, obvio según me sintiera, y aunque todavía hay un remanente de ese dolorcito al terminar cualquier carrera, es muy leve y hasta cierto punto está dentro de lo normal. Bien pues mientras corría el domingo y veía en mi reloj que mis parciales no se acercaban a lo que fueron el año pasado, en vez de sentirme triste me dije “ya sabes lo que es no poder correr, y peor sería no estar aquí disfrutando de la carrera, o ir caminando (como algunas personas lo hacen para completar esa distancia y ruta, que si bien es muy bonita también tiene sus subiditas que cuestan un buen esfuerzo)” y es que eso sí logré, no detenerme ni caminar, sólo aminoraba el paso en los puestos de hidratación.

He de decir que sentí mucha emoción al cruzar la meta, ver que lo logré, y que todavía tuve lo suficiente para hacer un pequeño sprint. Tengo la determinación de cuidarme y prepararme para el año que viene estar al 100 en esta carrera que sin duda es de mis favoritas.

Otra cosa que me gustó de esta G15K fue la playlist que preparé, está bastante retro jejeje, y es que he estado viendo la serie española Galerías Velvet (¡un culebrón!), cuyo sonundtrack simplemente me encanta, así que incluí varias rolas de esa banda sonora y también de la de una de mis pelis favoritas: Dirty Dancing, y es que ambos soundtracks tienen similitud. Incluí también favoritas y pues resultó una playlist muy amena. Aquí se las dejo por si la quieren escuchar: 

Debo decir que copié las canciones en mi reloj y sonaron de manera aleatoria, pero en este playlist de spotyfi las ordené según recuerdo fueron sonando, faltan un par que no encontré en la librería de spoty, y que son precisamente del soundtrack de Galerías Velvet: Come on ladies y Falling in love.

Una coincidencia feliz con respecto a la música, fue que al igual que el año pasado justo al iniciar la “subidita” del Castillo de Chapultepec sonó The Pretender, hace un año sí ordené la música a lo que quería escuchar en cada tramo, en este no y la coincidencia me encantó. Además fue muy chido cruzar meta con Heroes de David Bowie.

En el tercer bloque esperando la salida para correr 15km

jueves, 29 de junio de 2017

De George Sand: Se convierte en madre


Maurice Dudevant
Aurore se casa con Casimir en septiembre de 1822, pasado un mes de celebrado el matrimonio ella ya está embarazada y esto la hace muy feliz, espera con mucho amor a su bebé, inclusive cose y teje ropita para él, y aunque nunca antes había llevado a cabo estas actividades aprende rápidamente. En este período de tierna espera, Casimir la consiente mucho, era un buen hombre aunque algo burdo.

Al acercarse el momento de dar a luz a su primogénito, el matrimonio se traslada a París donde nace Maurice Dudevant el 30 de junio de 1823. Aurore estaba feliz de tener a su bebé en brazos.

Al regresar a Nohant, Casimir se hace cargo de la administración del lugar, y realizó muchos cambios, todos eran una mejora, sin embargo provocaron en la dueña cierta melancolía. Y entonces fue que despertó del ensueño de recién casada, y se dio cuenta lo diferentes que eran ella y su marido. Intentó acercarlo a sus gustos, pero Casimir era tosco y poco refinado, los libros lo dormían, el sonido del piano lo ahuyentaba de la habitación, lo que a él le gustaba era la caza, la bebida y la política local. George escribe de él: 
“Era honrado, capaz de afecto y excelente padre”
… y nada más.

En cuanto a la vida sexual del matrimonio Aurore no era feliz, Casimir se contentaba con satisfacer sus necesidades, pero lo que sentía o más bien no sentía su esposa, era algo que no le importaba, y pues así no se puede.

Palabras de George Sand: 
“A los 19 años, libre de inquietudes y pesares reales, casada con un hombre excelente, madre de un precioso niño, rodeada de cuanto podía halagar mis gustos, me atediaba la vida.”

Pd. Aquí mi Aurore, han abierto los retoños, pero no le veo más de ellos, espero que siga viva y linda como hasta ahora.

viernes, 9 de junio de 2017

De Chopin: Sus flores favoritas

He leído tanto en la red como en algunos libros que los colores favoritos de mi amor Chopin eran el blanco y el lila, por lo que no me ha extrañado saber que sus flores favoritas fueron las violetas, aunque realmente no hay ninguna relación en particular.

Al respecto un pequeño texto en el que Chopin se encuentra preparando su regreso de Londres a París en noviembre de 1848 y le hace una petición a su amigo Grzymala con respecto a que le compre violetas:

"... pide un ramo de violetas para que el corredor tenga su fragancia - déjame tener algo de poesía en casa"

El día de ayer que tuve vacación, fui a correr a los Viveros de Coyoacán, y al terminar di un paseo por los viveros de flores y me encantó; a mi paso encontré unas violetas muy bellas, cuyo centro es blanco y lo demás morado-lila, así que sin pensarlo mucho compré la macetita. Aunque había muchas otras flores muy lindas todas ellas, elegí las favoritas de mi amor Chopin y les he puesto el nombre de Aurore como se llamaba el amor de Chopin. 


Debo decir que aunque casi siempre he estado rodeada de flores, nunca he cuidado de alguna, espero que le guste el lugar que le destine en el escritorio de mi recámara y así tendré algo de poesía cerca de mi. 

Aquí otras bellezas que pude admirar en mi paseo por los viveros.


miércoles, 31 de mayo de 2017

De: Una pregunta





Yo: Monsieur Chopin, ¿qué equipo le gusta para ganar La Liga de Campeones de Europa de este año?


Chopin:


Y es que sí, también me gusta el futbol ¡HALA MADRID!