lunes, 27 de marzo de 2017

De Beethoven: 190 años de que se nos fue.

Este timbre postal junto con su marco, son un
recuerdo querido de mi maestra de piano, me lo
obsequió su hijo cuando ella se fue para siempre.
Recuerdo haberlo visto siempre en el piano en
el que dábamos la clase y ahora en el mío. 
Ayer se cumplieron 190 años del fallecimiento del Gran Beethoven, debido a esto tv-unam transmitió un documental muy interesante sobre el cabello de Beethoven. Cuenta la historia de un mechón de pelo del genio, que Hiller cortó de su cabeza una vez que el músico hubo fallecido, se reconstruye el camino seguido por esa reliquia desde Hiller hasta un par de coleccionistas de USA. 

En este documental se hace peculiar mención a la petición de Beethoven de que se le practicara una autopsia a fin de que se determinara el por qué de su sordera y de las enfermedades crónicas que le aquejaron, él quería que se supiera, para poder evitar el mismo sufrimiento si esto fuera posible, a otras personas. Movidos por esta petición, y dado que uno de los coleccionistas es un médico, acordó con su socio que se estudiaran 20 cabellos de Beethoven, para poder descubrir cuál fue en realidad la causa de su muerte y de ser posible de su sordera, ya que la autopsia que se le realizó pues no dejó nada en claro, más que su enfermedad en el hígado, pero nada sobre su sordera.

Dentro del análisis se sorprendieron mucho el no encontrar rastros de morfina, ya que era lo más común para aliviar el dolor en aquella época, se dedujo que Beethoven prefirió aguantar los dolores que sufría, que no eran una vacilada, con el afán de estar lúcido y seguir escribiendo música. Pero lo que determinaron como la causa de muchas de las enfermedades e inclusive de la sordera del genio de Bonn, fue el alto nivel de plomo que encontraron en su cabello, Beethoven sufrió de envenenamiento por plomo, y esto pudo haber iniciado desde muy temprana edad.

Si tienen oportunidad de ver este documental es muy interesante, se llama así: El Cabello de Beethoven.

Y para seguir recordando a Beethoven, miré la película Immortal Beloved, y de la carta en base a la que gira la historia de esta película les dejo la despedida:


"Que doloroso anhelo de ti

de ti – de ti - 
tú – tú mi amor – mi todo – 
adiós –
oh, continua 

amándome – nunca 
juzgues mal el más fiel 
corazón de tu
amado

siempre tuyo

siempre mía
siempre nuestro"

No hay comentarios: