miércoles, 20 de enero de 2010

Darwin y la Música

El sábado pasado mi esposo y yo visitamos la exposición “Darwin Now” en el Museo de Historia Natural, y en ella me encontré un panel sobre las dudas que Darwin tenía sobre el papel de la música en la evolución del ser humano. Aquí transcribo la información.



Allá donde hay gente hay música. Pero ¿cómo evolucionó este arte?
Darwin se planteó la cuestión, si bien no halló respuesta. La dificultad estribaba en determinar qué ventajas ofrecía la música a su creador o intérprete.


La palabra, como la música, implica sonido. Es incierto qué surgió primero, la música o el lenguaje. Los científicos pueden estudiar los cambios producidos en el tracto vocal a medida que los seres humanos evolucionaban, pero no quedan rastros de los sonidos. Los estudios sobre el cerebro moderno muestran que determinadas regiones se relacionan tanto con la comprensión del lenguaje como con la interpretación musical, pese a lo cual hay personas con un oído musical nulo que no cesan de hablar.

Algunos teóricos darwinistas, como el pisicólogo de Harvad Steven Pinker, sugieren que la música es un accidente, no una adaptación, y satisface nuestros oídos del mismo modo en que un trozo de tarta es agradable para nuestras papilas gustativas.
Otros, siguiendo al propio Darwin, creen que la selección sexual desempeña un papel importante. Geoffrey Miller, de la Universidad de Nuevo México, defiende que la elección de la pareja está en el origen de la música.

Dicho de otra manera, la interpretación musical es bastante parecida a la exhibición que realizan muchas otras especies durante el cortejo.

Steven Mithen, de la Universidad de Reading, Inglaterra, ha presentado recientemente una propuesta diferente. A partir de la arqueología, las pruebas fósiles y el estudio del cerebro, de los genes y del lenguaje y la música en numerosas culturas sugiere que tanto la música como el lenguaje tuvieron un precursor común, un uso casi musical del sonido, del que se valían nuestros antepasados para comunicarse. Estas llamadas complejas podrían haber servido para otros fines, quizá como canción de cuna o como parte de una celebración del grupo. Mithen apunta igualmente que los grupos que desarrollaran este uso de la música tendrían una mayor descendencia, que es la razón por la que la música perdura hoy en día. Este camino hacia el éxito reproductivo, no obstante, es más complejo que la simple elección de pareja.




Bueno, mientras los estudiosos de la evolución determinan qué fue primero; a ustedes ¿con qué los conquistaron? O ¿qué usan para conquistar? ¿palabras o música? A mí me conquistaron con inteligencia y hermosas y sinceras palabras.

5 comentarios:

controlzape dijo...

Darwin rifa. Este es un buen ejemplo del alcance de sus ideas y de la gran integración que significa la teoría de la evolución con varios ámbitos de la actividad humana, entre ellos la música.

Alberto Luquín dijo...

Y éste de acá arriba fue el que te conquistó, ¿verdad? Saludos...

La Lupe dijo...

Así es Alberto!

delba35 dijo...

Gracias por tan bonita información
TQM
=)

Eride dijo...

Mira no mas lo que se encuentra uno...

Mas lo mas sublime fue encontrar a una compañera de letras, que despues me endulzo mi oido metalero y rockero con tan hermosa musica. Pero igual me enamoraron con palabras.