lunes, 8 de octubre de 2012

Del regreso de la maestra Valentina Lisitsa a este México lindo y querido


El fin de semana del 14 y 15 de julio de 2012, después de 5 años de ausencia, la maestra Lisitsa nos volvió a deleitar con su arte y su presencia.

Yo cometí el error de comprar boletos para el domingo 15 y no para el sábado 14, ahora me explico. Tanto sábado como domingo se presentó el mismo programa: Rondes de Printemps de Debussy,  el hermoso segundo concierto para piano de Saint-Saèns y Egmont del gran Beethoven. La diferencia entre ambos conciertos: los encores de la maestra Lisitsa!

Algunos días previos a los conciertos, en su página de facebook, me atreví a solicitarle que tocara como encore su pieza favorita de Chopin, me contestó muy alegre que tocaría muchos encores en México y que por supuesto Chopin estaba incluido.

El domingo 15 me presenté en la Sala Nezahualcóyotl  con mucho gusto de escuchar de nuevo y  en vivo a una de mis pianistas favoritas, claro que me llamaba mucho la atención el conocer el concierto de Saint-Saèns  y el resto del programa, pero siendo sincera tenía una ilusión muy especial por escuchar el encore referente a Chopin. Bueno pues ese encore se dio el sábado 14 y no el domingo 15 L. De ninguna manera me quejo del que me tocó escuchar, pues fue maravillosa la interpretación de la Rapsodia No. 12 de Franz Liszt.


Un lector de este blog tuvo la fortuna de asistir al concierto del sábado 14 y me platicó que los encores fueron: El preludio en sol menor op.23 de Rachmaninoff, El nocturno no.2 en mi bemol mayor op.9 de Chopin, Elrkönig de Schubert-Liszt y otra pieza que no logró identificar.

En el concierto del domingo sólo nos regaló un encore: La Rapsodia Húngara No. 12 de F.Liszt, y es que con toda la razón del mundo! Mi esposo y yo, así como la gente que estaba a nuestro alrededor, nos deshacíamos en aplausos pero muchos otros en la sala, cuando la maestra aún estaba dando las gracias después de La Rapsodia, empezaron a abandonarla ya que era el intermedio, de verdad que esa “gente” me enojó mucho, no puedo entender cómo es posible no agradecer un poco más todo el arte que la maestra nos regaló tanto en el concierto como en su encore. A caso esa “gente” pensaría que lo que encontraría en los baños o en el hall de la sala era más interesante???  La verdad que no lo comprendo y tampoco quiero hacerlo.

Es la primera vez, de todos los conciertos que la maestra Valentina ha dado en nuestro país que solamente regala un encore, aunque claro, ¡que encore! muy hermoso y con alto grado de dificultad.

Con un lindo vestido color rosa mexicano, después de deleitarnos con un concierto maravilloso y un encore fabuloso,  al ver a la gente abandonar la sala ella solamente hizo un gesto de “ni modo” mirando las flores que le obsequiaron y se despidió con una sonrisa.

Espero que regrese muy pronto y que en su visita incluya un concierto en solitario, como el de hace ya varios años.

Y volviendo a la petición que le hice, será que El Nocturno No.2 en Mi Bemol Mayor OP.9 de Chopin, que interpretó en el concierto del sábado 14 es su pieza favorita del músico polaco?... le preguntaré por su facebook J


3 comentarios:

berenice dijo...

querida Damaris, que gusto leer tu entrada sobre la maestra Valentina Lisitsa, me imagino el gusto y placer, porque cada año que por acá me toca ver a Gustavo Romero, salgo llena de energía, con ganas de tener un piano, como tú, para practicar y sentirme como en sala de concierto...

y que mal que no te tocó escuchar la pieza de Chopin que le pediste, pero aunque no la escuchaste en persona, creo que es muy relevante que SI la tocó!! que emoción que ella cumpla deseos... y bueno que mejor que desquitarse con la Rapsodia 12 de Liszt, ese sí fué un buen postre!!

muchas gracias por compartir estos momentos con nosotros tus lectores, que nada mas de leer, voy a ver que conciertos ahí por San Diego estos días para escuchar hermosa música clásica en vivo, ya te contaré...

abrazos calurosos y armónicos desde San Diego!

La Lupe dijo...

Hola Bere!
No sé si respondí directo a tu correo, pero por sino lo dejo por aquí también. Te decía que el concierto me gustó mucho y que en entradas posteriores les platicaré del Rock Jazz Chopin, de un concierto de música de pelIculas y de otros 2 a los q asistí dentro del FIC y que fueron fabulosos :-)
Cuando vaya la maestra Lisitsa a San Diego no te la pierdas, en su página puedes checar su agenda ;-) www.valentinalisitsa.com
Te mando un abrazote musical muy mexicano y con mucho cariño
Damaris

Héctor Coronado dijo...

Hipótesis: El público del domingo tiene la vejiga muy chica y por eso corre a los baños a la primera señal de que ya hay intermedio en lugar de aplaudir por encore.

Vayamos más seguido los sábados en la noche.